E nfermos. Esa es la definición de cómo nuestra sociedad está comportándose con el resto de sus iguales. Las limitaciones para crear personas libres, líderes de sí mismas y capaces de generar valor abundante en sus vidas, son increíblemente desmedidas.

Nos pasamos la vida pensando en que todo lo que sube rápido, cae rápido; en que cada historia de éxito tiene un factor de suerte desproporcionado; en que cada ejemplo millonario que pasa ante tus ojos, tiene un pasado oscuro.

Recházalo ya!

No puedes seguir pensando que cada persona que alcanza el éxito, va a generar un sentimiento de rabia y envidia tan profundamente asentado en tus pensamientos, que pienses que te están quitando la posibilidad de que tu también lo seas. Espabila!

Durante la época de supuesta crisis, no hice más que ver noticias relacionadas con el aumento de personas ricas en nuestro país y el empobrecimiento de otras tantas.

Consejo de éxito

Nuestra sociedad está profundamente enferma. Piensa que si no existiesen personas de éxito capaz de amasar fortunas tan increíblemente hermosas y brillantes, no existirían personas con la capacidad de cambiar el mundo mediante su contribución y ayuda.

¿Sabes qué es lo que realmente pasó? Estábamos tan plenamente convencidos que podríamos tener una vida increíble de riqueza sin dar el 100% de nuestra energía cada día en conseguirlo, y que ese éxito era fácil, que cuando vimos lo duro que resultaba y que sólo unos pocos se comprometían con luchar por él, empezamos a odiarlos.

Yo también era de esos. Era del tipo de personas que maldecía cada muestra de riqueza como viajes, coches, restaurantes, ropa; de esas personas exitosas y que tenían lo que yo pensaba anhelar.

La energía que inviertes criticando al éxito ajeno, es directamente proporcional a la pobreza que creas para ti y tu entorno. Alejandro Pérez

La realidad del mundo en el que vives

Piensa si una sociedad, en la que el ruido por lo que es moralmente adecuado en concepto de contribución, puede ser abogar por la pobreza.

Sé que no entiendes lo que te digo aún, pero analiza por qué diferenciamos entre primer mundo y tercer mundo. Tan especiales somos para no querer hablar ni de un segundo? Cada día que los consideras del tercer mundo, estás poniendo tu granito de arena para que ellos, sigan sumidos en pensamientos de pobreza que no los saquen de ella.

Admira a cada persona cuyo éxito tenga la capacidad de cambiar el mundo

Practica cada día la admiración, admira el coche que ha conseguido con esfuerzo tu vecino, tu jefe; admira la vivienda de lujo que ha conseguido para su familia tu amigo de toda la vida; admira la empresa que ha conseguido crear ese individuo que no pasaba del aprobado raspado en el colegio. Admira, admira todo cuanto te rodea que supone esfuerzo, dedicación y sobre todo ambición por tener la posibilidad de vivir de una manera mejor. Admira además la capacidad que tendrá de poder compartir su riqueza con terceros, porque sí, si no eres capaz de crear riqueza; compartir es una labor perdida.

Llegar a ser el motor del cambio a nivel mundial y la mayor generadora de riqueza del planeta, depende de ti, que lo consigas es indiferente. El camino que estarás recorriendo en su desempeño, sera el ejemplo y ambición de cientos a tu alrededor.

PRACTICA LA ADMIRACIÓN POR LÍDERES MILLONARIOS DE ÉXITO

Ser un líder millonario de éxito no está sólo en tu cuenta bancaria, tus pensamientos millonarios son los que realmente harán que tu entorno se contagie de la ambición necesaria para conseguirlo. No sólo por tu cuenta bancaria detectarás tu capacidad para conseguir la abundancia en tu vida, si no por cómo funcionan tus conexiones neuronales y las del resto de tu círculo cercano.

Admira a cada persona de tu alrededor que tenga ese sentimiento sincero en su interior.