Cambiar mis pensamientos literalmente cambió mi vida. Es increíble descubrir cómo la mente subconsciente puede afectar sobre los resultados que obtenemos en nuestro día a día.

Recuerdo hace casi tres años, la difícil decisión que tuve que tomar. En 2014 decidí abandonar la empresa para la cual trabajaba como asalariado y dar el paso a emprender una empresa de servicios auxiliares. Cuando no llevaba ni un año desde que arrancamos, tuve la sensación fría de no estar haciendo aquello que me motivaba. Era un espécimen incapaz de disfrutar del proceso, no estaba alineado con mi misión.

Recuerdo cuando un buen día mi compañero actual Raúl y yo nos conocimos a través de un buen amigo de máster. Cómo aquellas palabras que me relataba sobre la necesidad de estructurar nuestras finanzas de forma personal era tan importante. Tres meses después y tras leer un puñado de libros de finanzas personales, lo entendí, tenía que hacer un cambio en mi vida.

Mis resultados eran demasiado corrientes, pero sentí que si quería avanzar y destacar, debía dar el paso, apostar por mí y por aquello que sentía era para lo que estaba diseñado en esta vida. Ayudar a personas a descubrir un futuro posible basado en el control total de su relación con el dinero.

Hace una semana, la empresa para la cual colaboro ha celebrado su tradicional evento anual, una cita para juntar al conjunto de asesores que desarrollamos esta actividad en toda España y reconocer el buen hacer de los mejores.

Consejo de éxito

No dudes de tí, duda de lo que estás impidiendo que tu mente pueda crear de una forma maravillosa cuando todo esté alineado, por que nunca podrás imaginar hasta dónde serás capaz de llegar.

Saber que estás colaborando en crear un mundo mejor, es saber que eres importante para otros. Alejandro Pérez

Cuando empecé en esta profesión y fui por primera vez a mi primer evento anual, veía como uno tras otro subían compañeros al escenario para ser reconocidos por el resto. Personas aplaudidas en masa como reconocimiento de una gran labor durante todo el año.

La calidad de nuestros pensamientos y la satisfacción que produce el ser 100% rico a nivel emocional, creo que tiene bastante que ver con los problemas económicos que suframos.

Lo supe en ese momento, había dado el paso y quería verme en ese escenario viviendo esa situación como protagonista. Durante este tiempo desde Octubre de 2015 hasta hoy, me visualicé cada día viviendo ese instante. Sabía que ese momento debía llegar, iba a dejar todo lo que estuviese en mis manos, con sudor y empeño para conseguirlo.

Visualizarme no ha sido más que la gasolina que ha alimentado mi mente para acompañarme en mi proceso de obtención de resultados. Aquella que me decía sigue, estás donde siempre quisiste, no desaproveches la oportunidad, eres importante para otros. Aquella que pese a que los resultados no son inmediatos, me decía que debía persistir en mi camino, me llevaba en volandas hasta ese momento de ser reconocido por mis compañeros de profesión.

Hoy puedo decir que al fin llegó, todo lo trabajado durante este tiempo, al fin se consiguió y sólo es el principio. Queda un largo camino por delante y miles de retos por cumplir, por lo que seguiré visualizando cada momento que me queda por vivir para apostar por ese camino imparable.

Y sí, hoy puedo decir estoy en el pódium de mi empresa, entre casi 300 compañeros de mi nivel, soy 3º de España!

Si vas a apostar por algo en esta vida, empieza por apostar por ti. Cuando todo lo que hagas a diario esté alineado con tu misión, los resultados se vuelven imparables!

Deja de pensar en pequeño, deja de culpabilizar de tus resultados al entorno. Eres único para algo y por algo. Disfruta sabiendo que la riqueza no es un veneno, es una gran cura para que puedas hacer algo maravilloso en tu vida.

CONTRIBUIR.